"Kamaichi  y  Kame  con  sus  hijos  nacidos  en  Cuba, 1953.  De  izquierda  a  derecha:  Manuel  Miyuki,  María   Mitsuye,  Benita  Eiko  y  Julio  Shigeru  al  centro".

"Kamaichi  y  Kame  con  sus  hijos  nacidos  en  Cuba, 1953.  De  izquierda  a  derecha:  Manuel  Miyuki,  María   Mitsuye,  Benita  Eiko  y  Julio  Shigeru  al  centro".

 
Kame  Sashida,  1953. 

Kame  Sashida,  1953. 

 
El  "campo  de  Internamiento"  estaba  ubicado  en  el  Presidio  Modelo,  también  llamado    Reclusorio  Nacional  para  Varones  de  la  Isla  de  Pinos. 

El  "campo  de  Internamiento"  estaba  ubicado  en  el  Presidio  Modelo,  también  llamado    Reclusorio  Nacional  para  Varones  de  la  Isla  de  Pinos. 

 
Shamisen 4..jpg
 
"Benita,  Kame  y  Eduardo  (nieto),  1982".

"Benita,  Kame  y  Eduardo  (nieto),  1982".

 
Kamaichi  Iha,  1953.

Kamaichi  Iha,  1953.

"Foto  de  Benita  y  su  hermano  Shoichi.  Periódico  de  Okinawa  30/10/2001".  

"Foto  de  Benita  y  su  hermano  Shoichi.  Periódico  de  Okinawa  30/10/2001".  

 
Izq.-der.  Julieta  y  su  hija  Nárryman,  sobrinas  de  Benita. 

Izq.-der.  Julieta  y  su  hija  Nárryman,  sobrinas  de  Benita. 

Nárryman  en  el  video musical  "Debiéndote   amor",  de  Banda  Doble  A.

Nárryman  en  el  video musical  "Debiéndote   amor",  de  Banda  Doble  A.

Nárryman  es   graduada  del  Instituto Superior  de  Arte  (ISA). 

Nárryman  es   graduada  del  Instituto Superior  de  Arte  (ISA). 

 

 

Por Miharu M. Miyasaka

Los capítulos “Nuestra familia” y “Mi padre” pertenecen al libro Shamisén, de Benita Eiko Iha Sashida. Esta versión digital fue autorizada por la autora, y reproduce con gran exactitud la forma y el contenido del texto impreso.   

Las fotos han sido cortesía de los nikkeis Julieta Fonte Iha, Nárryman Piña Fonte (Iha) y Francisco Miyasaka. Algunas pertenecen al libro Shamisén, y se reprodujeron con permiso de su autora. Otras fueron publicadas previamente en cubanonikkei.com, o aparecen por primera vez en esta edición digital. La imagen aérea del Presidio Modelo fue tomada del sitio isladelajuventud-cuba.com, con autorización de su creador, José Alfonso.

Conozco a la familia Iha Sashida desde hace años, recuerdo haber visitado su casa en Nueva Gerona, en una ocasión en que fui con mi padre a un evento de la comunidad japonesa de Isla de la Juventud (antes de 1978 se llamaba Isla de Pinos). Nárryman, una de las sobrinas de Benita, se convirtió en una amiga muy querida desde que nos conocimos en una conferencia sobre cultura japonesa que tuvo lugar en La Habana. Enseguida descubrimos muchas cosas en común: descendencia japonesa, personalidad, e interés profesional por el arte (en mi caso, el cine, y en el suyo, la música); pero no fue hasta el año pasado cuando leí el libro Shamisén, que conocí sobre la historia familiar de mi amiga. Recuerdo que luego hablamos sobre el tema en una de nuestras largas conversaciones vía Facebook. Para mí, el libro de su tía Benita es eso, una invitación al mundo familiar de alguien que se vuelve muy cercano porque comparte unas memorias muy personales, como cuando un amigo nos cuenta sus recuerdos familiares más íntimos e importantes. No es tarea fácil dejar que otros husmeen en nuestros asuntos; pero Benita sigue el ejemplo de su madre Kame (con las historias que le narraba a su nieta Julieta junto a la ventana), y convierte a cada lector en auditorio y confidente de su mundo interior.

Shamisén es un libro muy breve, en el que la autora narra algunos episodios de la vida de la familia Iha Sashida, sin entrar mucho en detalles o análisis del contexto histórico. Un elemento muy valioso es que incluye los testimonios de doce descendientes de segunda generación (nisei) sobre las experiencias de sus padres, quienes en su mayoría provenían de Okinawa y se asentaron en diferentes regiones de Cuba: Itokazu (La Habana), Iba (Santi Spíritus), Gakiya (La Habana), Matsuda (Cienfuegos), Ishikawa (Pinar del Río), Tsuhako (Isla de la Juventud), Yohena (La Habana), Toyama (Granma), Uehara (La Habana), Uema (Isla de la Juventud), Oganeku (Pinar del Río) y Tamaki (Santiago de Cuba). La autora interconecta su historia con las de estos nikkeis para interpretarlas en una clave familiar común: lo que significa (en términos de prácticas y de experiencias de vida) ser una familia cubano-japonesa. 

 

Iha Sashida, Benita Eiko. "Nuestra familia". Shamisén. Nueva Gerona: Ediciones El Abra, 2002. 27-32. Impreso.

---. "Mi padre". 33-34.